gestion de redes sociales

La importancia de las redes sociales para empresas

 Las redes sociales. Un canal de comunicación para las empresas

Desde su aparición hasta la fecha de hoy, la relevancia de las redes sociales ha cambiado mucho. Sobre todo para las empresas.

Empezaron como un canal de comunicación entre amigos, familiares, etc. hasta convertirse en una herramienta imprescindible para que las empresas lleguen a un público mayor.

Todos sabemos el tiempo que le dedicamos a nuestras redes sociales para estar al día de noticias, novedades y cosillas de amiguetes que nos gusta ver. Al poco tiempo, las empresas no tardaron en ponerse manos a la obra para utilizar este canal de comunicación para llegar a los usuarios.

Al día de hoy, cualquier empresa que se precie tiene una persona o un departamento (depende del volumen de negocio de cada una) que se dedica al mantenimiento de sus perfiles/páginas de redes sociales. De forma interna o externa (en caso de contrate empresas especialidades en el social media).

El auge del uso de las redes sociales ha generado nuevas profesiones dedicas expresamente al mantenimiento de las redes sociales. Se ha abierto un mercado de negocio con la utilización de las redes. Es una canal de comunicación que no se puede dejar de lado, siempre y cuando estén actualizadas y tengan un seguimiento adecuado.

Las redes sociales también ayudan al posicionamiento de la marca y de la web. A los motores de búsqueda más importantes, les encanta que no paremos de generar contenidos para enriquecer la “calidad” de nuestra página web. Google valora nuestra página por la cantidad y calidad de contenido que alberga.

Estos nuevos canales de comunicación directa con los usuarios ayudan a aumentar las ventas, ofrecer promociones, presentación de nuevos productos, tener una buena atención al cliente,… en definitiva, ser más cercano con el cliente. Y de esta forma, conseguir una mayor credibilidad y competencia de nuestra empresa.

Otra de las grandes ventajas de las redes es que se puede medir las tendencias y gustos de nuestros clientes. El Big data que se puede recoger de las redes sociales nos hace conocer y segmentar mucho mejor el mercado al que nos dirigimos.

Unas normas básicas para las empresas que quieran dar el salto a las redes sociales.

1. Nuestro público objetivo.

Debemos saber a quién nos dirigimos y tener claro el sector que nos interesa. Hay muchas redes sociales, pero debemos saber cuáles son las más interesantes para nuestra empresa.

2. Generar contenido atractivo.

Si todas nuestras publicaciones no despiertan ningún interés en los usuarios, es una pérdida de tiempo.

3. Conocer mejor a nuestra competencia.

En estos canales podemos estudiar qué hace y qué herramientas utiliza nuestra competencia para coger ideas que nos puedan servir.

4. Publicaciones sin faltas de ortografía.

Es evidente que si el lenguaje que utilizamos es complejo o por el contrario es argot no transmite una seriedad como empresa. Tenemos que vigilar las publicaciones que hacemos para que sean correctas y fáciles de entender.

En conclusión, tu empresa no puede dejar pasar este tren que para en muchas estaciones y recoge a mucha gente.